• Vanessa Barcena

¿Cómo funciona un Crédito Hipotecario?

Actualizado: jun 28

En un crédito hipotecario, dispones de una cantidad de dinero comprometiéndote a devolverla mediante cuotas periódicas, es un compromiso a largo plazo, y se respalda con la garantía de una vivienda .

¿Es posible conseguir una hipoteca al 100 % de financiación?

Conseguir un préstamo hipotecario que financie el 100 % del precio de compra de la vivienda que se quiere adquirir es lo que buscan algunas personas que no disponen de dinero ahorrado para adelantar parte del importe de la compra de dicha vivienda. No es habitual que las entidades financieras concedan una hipoteca con el 100 % de financiación, pero ¿es posible conseguirlo?

Lo más común, dentro del abanico de ofertas hipotecarias, es que los bancos ofrezcan préstamos por importe de hasta el 90 % del valor de tasación de la vivienda que se desea adquirir.

Cada entidad financiera tiene su propia oferta y condiciones de financiación, conviene 

apoyarse de un experto en la materia. De este modo, se podrá estudiar cada caso y ofrecer una respuesta más personalizada a las necesidades del cliente.

Consejos

Un préstamo hipotecario supone una gran responsabilidad, que requiere tener una solvencia económica adecuada y un estudio previo del banco. A la hora de comprar una vivienda y solicitar financiación para la misma, conviene tener en cuenta los siguientes aspectos:

- Tener ahorrado el 20 % del precio de compra de la vivienda.

- La compra de una vivienda conlleva unos gastos de compraventa (tasas e impuestos) que rondan entre el 10 y el 12 % del valor de compra.

- La formalización del préstamo hipotecario conlleva también unos gastos que suponen entre un 3 y un 7 % del precio de la vivienda.

- Es recomendable que la cuota mensual de la hipoteca no sea superior al 30 ó 35 % de los ingresos netos de los titulares, para poder afrontar el pago del préstamo con solvencia.


¿Para qué sirve y cómo funciona un crédito hipotecario?

El término “crédito hipotecario” es tan común que podemos asegurar que todos hemos escuchado sobre ellos y tenemos una idea de lo que son y para que funcionan, sin embargo, su utilidad va mucho más allá de comprar una casa ya que te permiten adquirir un patrimonio que te dé más estabilidad financiera.

Aunque lo más común es usar un crédito hipotecario para comprar una casa o departamento, también puedes destinarlo a lo siguiente:

  • Comprar un terreno

  • Construir una casa

  • Ampliar o remodelar tu casa actual, para lo que te podrían prestar hasta el 50% del avalúo comercial de tu casa

  • Conseguir liquidez para pagar deudas o invertir en algún negocio



WhatsApp.png